Consejos para escoger una buena línea

Escoger una buena línea

Actualmente encontramos en el mercado dos tipos de líneas de pesca, los monofilamentos y los multifilamentos.

Pero antes de la existencia del Nylon que como curiosidad destacaremos el origen del nombre, ya que la empresa creadora en 1983 esperaba un gran éxito en las ciudades de Nueva York (Ny) y Londres (Lon), decidieron ponerle ese nombre.

Como decía, antes de la existencia del Nylon, se utilizaba lo que se conocía como hilo de seda, ya que estaba compuesto de seda, lana y algodón. Tras el descubrimiento del nylon, se crearon los primeros monofilamentos que eran gruesos, frágiles y rígidos, al principio era casi imposible utilizarlo para pescar, ya que a pesar de su flexibilidad resultaba muy complicado manejarlo. Pero como cualquier invento, se fue mejorando hasta llegar a las líneas de pesca que conocemos hoy en día.

Después de esta pequeña introducción, les daré algunos detalles para saber qué línea escoger, según el tipo de pesca o de pez que quieran capturar. Para empezar, podemos guiarnos por la etiqueta, pero si disponemos de un micrómetro digital mucho mejor, ya que con el podremos saber el diámetro real del monofilamento. Aunque parezca irrisorio, la diferencia de pequeños milímetros, en los lances se convierte en algunos metros de diferencia.

Más consejos para elegir una buena línea

Seguimos con nuestros consejos para elegir un buen hilo. El segundo detalle que debemos tener en cuenta es la resistencia a la tensión, siempre elegiremos la línea que con el mismo grosor nos ofrezca más resistencia, por ejemplo, “0,40mm – 16kg” o “040mm – 16,5 kg”, en este caso escogeremos el segundo.

También tendremos en cuenta la resistencia a la abrasión, ya que dependiendo la zona en la que pesquemos, rocas, carrizos, mejillones etc. El hilo sufrirá mas desgaste o menos. La elasticidad también debe ser valorada, ya que una línea demasiado elástica la clavada será más complicada o casi imposible, porque la elasticidad se convierte en amortiguación.

La memoria de las líneas es un detalle que debe tenerse en cuenta, ya que el espiral que se forma durante el lance, después de tener la bobina durante largo tiempo con ese hilo, puede provocar nudos y problemas con las anillas de la caña.

Y por último el color del sedal es algo muy importante, ya que los peces ven e incluso perciben la línea en el agua. Por lo que deberemos adaptar el color del hilo a las tonalidades del fondo de nuestra zona de pesca.

Debemos que recordar que un monofilamento tiene una vida útil que debemos respetar y sobre todo que no existe una línea perfecta, así que deberemos adaptarnos a lo que está en el mercado.

Buena pesca.

Últimas entradas:

Deja un comentario